Skip to Content
Retail
7 minutes read

Los distintos tipos de comercio electrónico

By Alvaro Insignares
By Alvaro Insignares
Retail
7 minutes read

Existen distintos tipos de comercio electrónico. Algunas empresas de esta industria se enfocan en brindar productos y servicios para otras empresas, mientras que algunas se dedican a llegarle a clientes de forma masiva a través de un portal. 

Sin importar el tipo de comercio electrónico que se practique en tu negocio, entender las diferencias entre un modelo y otro puede ser bastante útil al momento de vender a través de internet. Esto es particularmente cierto cuando se hace uso de aplicaciones especializadas de comercio electrónico. El uso de aplicaciones especialmente diseñadas para atender segmentos específicos de mercado ayuda a entablar relaciones comerciales duraderas.

Si quieres entender mejor el comercio electrónico y el uso de aplicaciones para incrementar tus ventas o estás pensando en crear un negocio desde cero, familiarizarte con los distintos tipos de modelos te ayudará a lograr tus metas, diseñar bien tus procesos, y ofrecer una experiencia única a tus clientes. No segmentar tu negocio según los distintos tipos de modelos puede ocasionar que tus procesos se ejecuten de manera inadecuada.

En este artículo explicamos los principales tipos de comercio electrónico que las empresas pueden usar para vender sus productos y servicios, así como el beneficio que las aplicaciones tienen para cada uno.

Tipos de comercio electrónico

No todas las empresas de comercio electrónico son iguales. Aunque todas realizan sus ventas a través de internet, las formas en que una u otra se comunican con sus clientes pueden variar. Esto se debe principalmente a que no todos los clientes son iguales, y por ende no todos tienen las mismas características. Afortunadamente las aplicaciones de comercio electrónico permiten a las empresas adaptar su oferta según las necesidades específicas de sus clientes.

El comercio electrónico y el uso de aplicaciones ofrece grandes ventajas. Una de las más importantes es que los negocios pueden segmentar su oferta según el mercado al que se dirigen. Por ejemplo, las empresas que ofrecen productos a otras empresas pueden adaptar sus canales de venta para las necesidades específicas del segmento. Esto permite ofrecer un mejor servicio al cliente, logrando así un importante impacto positivo en el desempeño de la organización. 

Otro beneficio importante de las empresas de comercio electrónico que usan aplicaciones es que pueden hacer uso de métricas especializadas para monitorear aspectos importantes del negocio. Así, una campaña de marketing puede ser analizada en detalle, permitiendo entender qué funciona y qué debe ser mejorado. En pocas palabras, se puede mejorar el proceso de toma de decisiones.

Algunas empresas desarrollan sus plataformas desde cero, mientras que otras deciden utilizar algunas de las herramientas ya existentes en el mercado. Shopify es un buen ejemplo de estas últimas. Para muchos negocios es la solución perfecta a sus necesidades.

Estos son los tipos de comercio electrónico más comunes:

  • B2C
  • B2B
  • C2B
  • C2C

Comercio electrónico B2C

De los distintos tipos de comercio electrónico, este es el más conocido. El modelo hace referencia a las empresas que se enfocan en el mercado de consumidores. Su nombre viene de las siglas en Inglés B2C, que hacen referencia a business to consumer, es decir, negocio a consumidor.

Este tipo de comercio suele ser de carácter masivo, y se apoya bastante en el uso de herramientas de marketing que permiten aprovechar las ventajas de la automatización y el análisis de datos para la segmentación de los distintos tipos de clientes.

El uso de aplicaciones en este modelo permite a las empresas hacer uso de muchas herramientas para aumentar las ventas y fidelizar a sus clientes. El B2C es un espacio donde se puede innovar de manera constante, permitiendo así un gran posicionamiento de marca.

Comercio electrónico B2B

Este segundo modelo de comercio electrónico hace referencia al segmento de mercado de negocio a negocio, que viene originalmente de busines to business en Inglés. Debido a la naturaleza de los servicios y productos que las empresas ofrecen y demandan, este mercado tiende a tener unos ciclos de vida mucho más largos que el mercado de negocio a consumidor.

Las empresas en este segmento utilizan un enfoque que permite atender las necesidades específicas que otras empresas pueden tener. En este sentido, las aplicaciones también son una gran herramienta, ya que permiten ofrecer una atención mucho más personalizada, acorde a las necesidades de los clientes empresariales.

En este modelo, las transacciones que se llevan a cabo entre el negocio suyo y el de alguien más suelen ser menos frecuentes, por lo que las aplicaciones permiten mantener una relación estrecha, permitiendo fortalecer su marca en todo momento.

Comercio electrónico C2B

El uso de la tecnología en el comercio electrónico ha permitido el surgimiento de nuevas formas de relacionarse entre distintos agentes. Este es el caso del C2B, mejor conocido como consumidor a negocio, o consumer to business. 

Este tipo de comercio electrónico permite a los consumidores ofrecer productos y servicios a todo tipo de empresas. Así, un negocio puede contratar a un consumidor para que lleve a cabo una tarea específica. 

Usualmente este tipo de transacciones se suelen manejar a través de un portal donde consumidores ofrecen sus servicios, y las empresas buscan lo que necesitan. Las aplicaciones son una herramienta ideal para lograr juntar la oferta de servicios de los consumidores con la demanda de las organizaciones.

Comercio electrónico C2C

Este tipo de comercio abarca los segmentos de mercado de consumidor a consumidor. Comúnmente se refiere a él como un marketplace, ya que las personas pueden comprar y vender fácilmente todo tipo de productos y servicios.

Una de las ventajas principales de este modelo es que las empresas no tienen que hacerse cargo del modelo de distribución, ya que en la mayoría de los casos esta responsabilidad corre por cuenta del vendedor, y no del operador de la plataforma. Sin embargo, esto presenta un reto y es mantener la calidad de lo que se oferta, ya que muchas veces resulta difícil monitorear en detalle todas las transacciones. Afortunadamente esto se puede manejar mediante el uso de aplicaciones.

Las aplicaciones en el segmento C2C agregan un gran valor a los procesos, ya que permiten a las partes calificar sus compras y realizar seguimiento de las transacciones, entre otras acciones importantes. Esto permite garantizar un adecuado nivel de calidad, que a su vez garantiza que los consumidores tengan la confianza al realizar compras.

Aplicaciones para el comercio electrónico

Si algo tienen en común los distintos tipos de comercio electrónico es que todos se benefician, de una u otra manera, del uso de aplicaciones. Estas ayudan a llevar el control de los procesos clave del comercio electrónico, y más importante aún, permiten que las partes involucradas hagan sus transacciones de manera adecuada.

Entender los modelos de comercio electrónico ayuda a segmentar los distintos mercados para enfocarse en los más relevantes para su organización. Una aplicación de comercio electrónico debe diseñarse teniendo en cuenta esto para poder generar el mayor valor.

Si estás buscando una empresa de desarrollo de aplicaciones que entienda la importancia de los distintos tipos de comercio electrónico, asegúrate de buscar a alguien que vaya más allá del simple conocimiento tecnológico.

Girl With Glasses

Want to Build an App?

Contact Us